Demo Site

15 de noviembre de 2009

Él dice

Él me ha preguntado muchas veces que cuándo voy a volver a escribir en mi blog.
Él dice que le gusta mi blog, que no lo deje abandonado.
Con él hablamos de muchas cosas, él me conoce bien.

Él dice que debiera escribir de eso.
Él dice que yo sé mucho de eso.
Yo le digo que me da un poco de miedo escribir sobre eso.
Él me pregunta por qué me da miedo.
Yo le digo porque hay gente de mi trabajo que me lee.
Él me dice que eso es algo natural y hermoso y que todos debiéramos ser capaces de hablar de eso.
Él insiste en que escriba de eso.

¿Y yo qué puedo decirle? ¿Cómo puedo negarle algo a él cuando ha estado a mi lado muchas veces y ha sido un gran apoyo para mí durante estos últimos años? No puedo negarle nada a él.

Él sabe que a mí me gusta mucho eso y que me gusta hablar de eso, sobre todo con él. Él sabe que disfruto de eso, pero que también he tenido muchas dificultades a la hora de encontrar alguien con quien disfrutar de eso plenamente. Porque ojalá todos los hombres fueran como él. Así se podría disfrutar plenamente con cualquiera.

Eso... eso... apuesto que ya saben de qué hablo. Lo que más vende, lo más usado en la publicidad, lo que todos quisieran gozar, lo que causa más problemas de pareja... No lo sabré yo...

Recuerdo un hombre con el que salí. Siempre me quedó la duda de si romper con él fue lo correcto o no. Era un hombre muy inteligente y cariñoso y al que admiraba muchísimo. Me atraía mucho más por eso, por la admiración que sentía. Además de que su olor me fascinaba. O tal vez eran sus hormonas. Estar abrazada a él sintiendo su piel me enloquecía. Sin embargo nunca pude más que respirar su piel por encima de su ropa. Nunca pudimos disfrutar de eso porque él creía que tenía que esperar a casarse.

Siempre me quedó la duda de qué hubiera pasado si hubiéramos seguido juntos. Siempre me quedó ese saborcito amargo. Nunca pudimos llegar a un punto intermedio. Ninguno de los dos quiso transar. ¿Faltó madurez? ¿Faltó amor?

Yo le preguntaba si cuando se casara, pensaba desquitarse de todo el tiempo perdido, gozar lo que no gozara antes. Me respondió que no le interesaba tanto disfrutar de eso. Que para él no era más que con fines reproductivos. ¿Qué podía hacer yo ante eso? ¿Cómo lidiar con eso? No es que para mí eso sea lo único importante en una relación, pero sí lo considero un pilar fundamental. Y me dio mucho miedo quedarme con él sabiendo que iba a tener una vida así por delante. Si no hubiera sido por eso, tal vez aún estaría a su lado.

Al final aún no he hablado nada de eso. Jajaja... Él me dice que hable de mis apreciaciones, de mis experiencias o que dé algún consejo... No es que yo sea una experta del tema, para nada. Pero él sabe que yo leo bastante del tema y por eso se aprovecha y me pide que escriba esto.

Yo creo que el mejor consejo que se puede dar es aprender a conocerse. Tomarse el tiempo de descubrir tu cuerpo. Tocarse. Gustarse. Observarse. Explorarse y descubrir qué te gusta y qué no, qué te estimula, con qué intensidad, con qué variantes. Saber cuáles son tus límites. No se puede pretender que tu pareja sepa darte placer si tú no sabes qué es lo que te gusta. Es fundamental.

Estos otros dos consejos me los ha enseñado la experiencia. Uno, poco alcohol. Haces tonterías y además reduce muchísimo tu sensibilidad y luego puede que ni te acuerdes de lo que has hecho. Absolutamente no aconsejable. El segundo es más difícil, sobre todo si estás conociendo a alguien por una noche o no pretendes algo serio. Pero creo que de todas maneras vale la pena intentarlo. Va de la mano del anterior, porque no puedes hacerlo si estás con mucho alcohol en la sangre.

Habla con esa persona de eso antes de llegar a eso. Habla de eso naturalmente o deja claro qué es lo que quieres. Habla también de qué harán para protegerse de embarazos o ETSs. Si son dos personas que van a llegar a eso, quiere decir que los dos son adultos y lo suficientemente maduros (?) como para poder hablar del tema. Así creo que te puedes ahorrar malas experiencias (tanto de eso como emocionales) y puedes saber un poco cómo es esa persona con la que vas a estar. Si no es capaz de hablar de eso contigo antes, no me parece que sea una buena inversión de tiempo. Y si no te gusta lo que te dice o no quieren lo mismo, pues, hasta la vista, mucho gusto en conocerte y que encuentres a alguien que quiera lo mismo. :))

No digo que sean los mejores consejos del mundo, pero son los que a mí me ha enseñado la experiencia y son los que ahora sigo. :)

10 comentarios:

Tomas R dijo...

Coincido con él, Consu. No dejes de escribir en el blog. Me gusta tu blog. Entiendo que dispones de poco tiempo y lo más importante es lo que es, pero de vez en cuando nos das a tus amigos y seguidores una gran alegría cuando oimos de ti.

Me gusta cómo escribes de eso y tus consejos, desde la experiencia, me parecen muy sabios. Házle caso y escribe en tu blog, aunque sólo escribas de eso.

Besos!!!

Consu dijo...

jajaja... me he puesto de colores sólo de leer tu comentario. jajaja qué loca estoy. :) Gracias por tan pronto comentario Tomás. Besos!!

Derrelicto dijo...

No debería ser tan complicado. Debería ser muy fácil poder encontrar una pareja con quien disfrutar completamente de eso, porque eso le gusta a todo el mundo (o a casi todo, no hay que olvidar al chico de quien nos hablas) y porque, cuando ambos se entregan y se complacen en eso, siempre quieren más. La práctica hace al maestro.

He tenido la suerte de encontrar chicas que me han llevado al cielo con eso, tú sabes. Tengo que citar a Nacho aquí porque "nunca fui en nada el mejor, tampoco he sido un gran amante". Pero con ellas eso fue tan bueno por las ganas que ambos teníamos de descubrirnos, de gozarnos, por la confianza para decirnos las cosas que queríamos, las que nos gustan y las que no... Eso es un camino que amplía el conocimiento de uno mismo y de la pareja, aunque a veces eso también sea un atajo hacia el corazón roto (porque, por más racionalizador que me muestre en estas cosas, uno suele perder el control).

Buenos consejos los que das. Me ha pasado que demasiado alcohol en la sangre, más allá de insensibilizarme, me saca los demonios y es algo que no va con eso. Y de lo demás, para quienes nos gusta explorarnos y conocernos, es bueno no olvidarlo. De alguna forma creo que quienes lo sabemos y lo hacemos, estamos un paso adelante.

No se necesita que todos los hombres sean "como él" para disfrutar. Habrá tipos peores, tipos mejores, pero lo importante será la confianza, conversar, si de eso se trata, abrirse completamente y entregarse, contarse las cosas. Hacer eso queriendo disfrutar todo. A mí me pasa que quiero que mi pareja disfrute tanto como yo... eso hace que eso sea más intenso, un lazo que me ata un poco más con ella.

Tú sabes muchas cosas de mí, de mí con eso. Hay tiempo para saberlo todo... y experimentarlo.

Sólo eso...

Banderas dijo...

Bonita entrada, Consu. Hablar de eso no es fácil... al menos en público. Yo tampoco hablo de eso en mi blog porque me lee un montón de gente conocida y del trabajo... así que me lo guardo o lo escribo en otro blog que tengo muuuuuy abandonado y en el que sólo hablé de eso... bueno, más de relaciones que de eso en particular.

Sobre los consejos que das, ¿qué quieres que te diga? Que son sabios y básicos. El dialogo siempre es fundamental... en todos los aspectos de la vida... y en eso más, si cabe, aunque sea sin palabras es una maravillosa forma de comunicación de corazón a corazón, de cuerpo a cuerpo, de alma a alma.

Del hombre ese que no quería eso hasta haberse casado y sólo con fines reproductivos... sinceramente, podía ser una maravillosa persona pero su planteamiento sobre eso era demasiado reduccionista, demasiado simplista. Eso es muchísimo más que un simple acto reproductor... es probablemente la mayor expresión de amor del mundo.

Bicos ;-) ... y no nos dejes solos... sigue escribiendo así de bien cuando quieras.

Consu dijo...

Señor derrelicto,
No debiera ser tan difícil... pero lo es...
Sobre que todos tengan que ser como él, bueno, tienes razón. No todos tienen que ser como él, pero yo quisiera estar con alguno como él. O con él, por qué no. Para pelmazos, ya he tenido bastante. Claro que nunca nadie me obligó a estar con ellos, pelmaza de mí también. jaja
besos... gracias por comentarme!!!

Consu dijo...

¿Así que tenías un blog de relaciones y de eso? ¡Qué entretenido!
Comparto tu opinión... no puede ser un acto meramente reproductor... como tú dices, es simplista y reduccionista... :(
gracias por comentarme Banderas! me ha gustado tu comentario!!

Derrelicto dijo...

Yo creo que él sería muy afortunado si estuviera contigo...

Derrelicto dijo...

Pasaba por aquí y volví a leer este post. Las cosas han cambiado tanto desde esa vez, tanto que no me lo creo. Eso está llegando a un punto que no conocía antes y, casualmente o no, coincide con los consejos que nos diste a todos. Desde hace mucho tiempo no había tenido eso sin haber bebido previamente. Ahora, siempre que hacemos eso con ella, estoy totalmente sobrio, con todos mis sentidos, disfrutando y gozando más que nunca, ayudado, claro, por las experiencias previas de ambos. Pensar que uno tuvo que pasar ciertas experiencias que sería mejor olvidar, y algunas otras inolvidables, hasta poder disfrutar con tranquilidad pero perdiendo la cabeza, sabiendo que no es una noche aislada de eso, sino que podría ser toda una vida.

Y la comunicación... decirnos lo que queremos, lo que nos gusta, lo que nos gustaría, las fantasías que queremos cumplirnos y sentir esa satisfacción absoluta al satisfacerlas, con los juegos, los lentes... Así eso se disfruta más que en esas noches que nos dejaban el chuchaqui (resaca) moral y alcohólica.

Eso es lo mejor del mundo. Quiero que tú también lo disfrutes como lo estoy disfrutando yo.

Besooooooos.

Consu dijo...

Señor Derrelicto,
No había respondido a tu comentario... y como hoy me puse a hacer un poco de orden en esta casa, aprovecho de responderte.
Estoy muy contenta por ti, de saber que estás y seas tan feliz, te lo mereces. Disfruta mucho!! Me alegro que mis consejitos te parezcan acertados.
Besos!

Derrelicto dijo...

Eso sigue dándome momentos indescriptibles y noches hermosas... Creo que eso es lo que mueve el mundo... Eso y el amor, podría ser.

Me encanta ver cómo quedó tu blog, me gusta más así, con la columna a la derecha de los posts. Felicitaciones por los cambios.

Besos.

Blog Archive