There's someone in my head and it's not me


Y de un momento a otro, decidí ir al concierto de Roger Waters del 14 de noviembre. Tal cual. Me hubiera gustado comprar las entradas cuando salieron a la venta -¡el año pasado!-, pero seguramente no tenía la plata y cuando ya pude, no quedaban. Típico. Hace unos días había estado mirando el mercado de reventa de entradas usureros que vendían entradas por feibu' pero no me había decidido... Pero el mismo día, me dije, cómo me lo voy a perder! Mi amigo Derrelicto me dijo "es Roger Waters" y me decidí a comprar. Encontré una persona que revendía una entrada porque uno de sus acompañantes se había echado para atrás, por lo que solo (ains como me carga que solo ya no lleve tilde) quería recuperar la plata, y opté por esa opción. Era mejor ubicación y solo un poco más cara que la reventa de galería que había visto y que estaba dispuesta a pagar.



Así que llegué al concierto, sin la entrada siquiera, para juntarme con el sujeto y comprarla ahí mismo. Primera vez que hago algo así de loco. Pero valió la pena y agradezco a Derrelicto por ayudarme a decidir. Primera vez que voy a un concierto así de grande sola. En el Estadio Nacional ni más ni menos, con 52 mil personas. Loco.

Me cargaba cuando dejaba de ir a conciertos por no tener plata o no tener con quien ir, y ahora que por fin podía, ¡cómo me lo iba a perder! Además, lo bueno de ir sola, es que siempre es más fácil encontrar un espacio libre, ya que la mayoría de las personas van en grupos, más o menos pequeños. Encontré una ubicación bien buena, no me puedo quejar.


El concierto debía empezar a las 21, pero lo hizo como a las 21.20. Para hacer la espera un poco más amena, y mientras llegaba el resto de personas atrasadas (no sé qué haríamos los chilenos si los conciertos empezaran a la hora... siempre llega tanta gente pasada la hora a la que se supone parte el concierto), proyectaron un video, aunque en realidad, no era mucha entretención, porque sólo era una mujer sentada de espaldas en una playa mirando el horizonte, con unas plantas que se movían un poco a los lados.

Cuando ya pasaban los ya mencionados 20 desde las 9, el cielo en dicho horizonte, empieza a oscurecerse, se llena de nubes, explota y empieza el concierto. Wow. Súper buena intro. Abren con Breathe...

Breathe, breathe in the air
Don't be afraid to care
Leave but don't leave me
Look around, choose your own ground


Y supe que había hecho lo correcto al asistir al concierto. 18 de las 22 canciones son de Pink Floyd, y el resto de su discografía personal. Me hubiera gustado que tocase Perfect Sense o Amused to Death, pero me imagino que prefiere promocionar canciones de su disco más reciente. Igual esa canción la tocó en el concierto del 2007 (que milagrosamente coincidió con unas vacaciones mías de mis tiempos por las Europas), pero quería escucharla de nuevo.
 
 
Estuve revisando el setlist del 2007, y varias canciones de ese año las tocó en este concierto... y no me acordaba. Ains mi memoria. Derrelicto, ¿tú te acuerdas de todas las canciones que escuchas en los conciertos o será que uno guarda recuerdos de sólo algunas? También en ese concierto la mayorías del setlist es de Pink Floyd, que ha sido gran parte la banda sonora de mi vida.

El concierto es a otro nivel. Con sonido ensordecedor y de muy buena calidad, junto a efectos que no había visto nunca antes (esto de no ver muchos videos de conciertos creo que tiene sus ventajas....... o no). Me encantó ver cómo emergían las columnas de la fábrica. Juro que al comienzo pensaba que era un efecto de luces, pero al ver que proyectaban imágenes sobre las mismas, me di cuenta de que eran reales, ¡plop! La tremenda logística que debe requerir que esas columnas se desplieguen. Y luego ver al cerdito pequeño, y luego al cerdito grande, inflable, que se movía en el público, fue muy hermoso. 

Igual no entiendo para qué traducirle un lado de la consigna al cerdito grande. Decía por un lado "Stay human" y por el otro lado, "Sean humanos", cuando en otros países decía Stay human or die. Digo, no entiendo para qué traducirlo, si el resto del concierto es todo inglés. Los textos de los videos son en inglés, lo que habla al público es en inglés, entonces, wtf? me gustaba más stay human or die, motherfucker jajaja. Pero bueno, se lo perdono xd.


Aluciné, y creo que fue lo más lindo de todo, cuando con luces construyeron la pirámide el prisma del Dark Side of the Moon. Yo con eso, ya me daba por satisfecha. Cuando más encima, con más luces, crearon el efecto del arcoiris, no lo podía creer. Cómo tan lindo, creo que fue lo que dije en voz alta. Es que en realidad, era hermoso hermoso.


También fue bonito que mencionara su encuentro con Joan Jara, y reprodujera un trozo de "El derecho de vivir en paz" de Víctor Jara. No entendí si se equivocó o entendió mal cuando dijo que Víctor había estado detenido en el Estadio Nacional, cuando en realidad estuvo en el Estadio Chile, ahora llamado Estadio Víctor Jara, como triste homenaje a su asesinato. Creo que lo corrigió, diciendo que en un estadio parecido, pero no me quedó muy claro.


Ahh... algo también muy lindo fue la participación de niños -que luego me enteré eran de una sector de bajos recursos de la ciudad- en la canción Another brick in the wall. Los niños estuvieron a la altura del show. Me saco el sombrero virtual ante ellos. Primero aparecieron con unos overalls naranjos y una capucha negra encima, y luces rojas los iluminaban al compás de la canción. Más adelante, en la segunda mitad de la canción, se quitan la capucha y empieza su pequeña rebelión, con una coreagrafía ensayada desde las 4, según Roger Waters, que desempeñaron rigurosa y coordinadamente. Luego, se quitan el overall y bajo él llevan una camiseta negra que dice Resist! y quedamos todos estupefactos. Y siguen bailando y sonriendo los niños, como si dependiera de ellos el futuro. No sé si yo hubiera podido hacer eso de pequeña. Subirme a un escenario así, cantar y actuar frente a 52 mil personas? No lo sé, creo que me hubiera quedado petrificada. Y ellos, felices. Súper bonito detalle.


Después de esa canción viene una pausa de 20 minutos en el que se viene una seguidilla de llamamientos a resistir (todo en inglés, of course): A Facebook y Mark Zuckerberg y Facebook ("You can be our brothers guys, or you can be 'big brother', you can't have both"), al antisemitismo y racismo, Netanyahu, al (neo) fascismo, a la alianza entre el Estado y la Iglesia, a la oligarquía global, a las cleptocracias, al lucro obtenido de las guerras, a la policía militarizada, a tirar basura al océano, a los crímenes de guerra, al tráfico humano y la esclavitud moderna, al intento de silenciar Julian Assange, a la idea de que algunos animales son más iguales que otros, como los cerdos... pigs, pigs... y luego vuelve el concierto, y aparecen las columnas, los cerditos ya mencionados, y muchas imágenes de CerdosTrump con la canción Dogs y Pigs. De hecho en Dogs, Roger y su banda se ponen máscaras de cerdos, hacen unos brindis con champañas y presenta una pancarta que dice "pigs rule the world", se quita la máscara y luego muestra otra que dice "fuck the pigs". Todo muy metafórico.


Sí, se sabe que Roger Waters es un personaje político. Se sabe que no le gusta Trump, y pucha que lo demostró en esta gira, con todos sus memes despectivos. Y sí, a mí tampoco me gusta Trump, pero me molesta saber que la culpa de todos los males se la achaquen a él, cuando él no es más que una marioneta más del sistema. A él lo eligieron, para bien o mal, o lo seudoeligieron, tal como son las elecciones en USA. Muchos de los presidentes elegidos de usa son más respaldados por el sistema (hasta Obama que uno pensaba que por ser afroamericano era mejor y novedoso, al final también formaba parte del círculo cerrado de los superpoderosos), y Trump toma decisiones con el apoyo de la gente que lo eligió, de su partido y del sistema económico que lo avala. Si no fuera así, ya lo habrían matado, como a tantos otros presidentes de Usa.


Entonces siento que es fácil criticarlo a él, porque es la figura política a odiar, pero de qué sirve? Qué conseguimos con odiarlo? Y reitero, no es que no sea odiable, pero en un concierto, de qué sirve? Estás contra el modelo que él promueve, pero tienes camionetas y camionetas de merchardising vendiendo camisetitas, tazones, posters y recuerdos... Claro, no es lo mismo que bombardear Siria, pero es capitalismo igual, o no? Además, si tanto le molesta Mark Zuckerberg, cómo es que él también tiene una página de facebook? Sería más consecuente si no la tuviera.
A ver, no digo que no me gusta lo que hace. Lo felicito por oponerse tan vocalmente a la ocupación palestina, criticar a Israel y a Trump, por su visión política y por estar en contacto con las realidades de los países que visita (un poco como Nacho Vegas, pero a otra escala, claramente), pero a veces siento que peca de doble estándar. ¿Será? ¿Pero quizás todos pecamos un poco de eso? Nadie es perfecto, está claro. A veces se torna demasiado adoctrinamiento.

Ay que me fui por las ramas, por diouss! Ya... a ver, qué más del concierto... Welcome to the machine me gustó mucho. Las coristas, que resultaron ser una banda que aparentemente es muy buena y tendré que escuchar -Lucius Weighs-me gustaron en los coros y percusiones de las canciones, pero el Breathe Reprise no sé si me gustó tanto... ¿mucho grito? no sé, buena voz, sí, pero no me gustó tanto. Pero bueno, hay que estar abierto a nuevas perspectivas, ¿supongo?.

Y terminó el concierto con fuegos artificiales. Increíble.


Igual fue bonito verlo, al terminar el concierto, bajar del escenario y recorrer la primera fila (de las entradas más caras) y saludar a la gente que se acercaba. Y sin embargo, no sentí la misma envidia que sentí por la gente que pudo saludar a Nick Cave en su concierto. Escribo esta reseña tan personal sobre el concierto de Roger Waters a una semana del concierto, igual que cuando escribí la reseña de Nick Cave. Pero Nick Cave me quedó dando vueltas en el inconsciente mucho más tiempo que este otro concierto. ¿Seré yo Señor? Quizás por lo grande de un concierto así, se siente menos personal que un concierto en un teatro más pequeño? ¿Quizás porque Nick se acerca muuuucho más a la gente? ¿Quizás porque Nick Cave no usa ningún efecto para cautivar, más que su voz y su desplante, y buenos músicos, obviamente? No lo sé, pero se sentía más cercano Nick. Tal vez porque al ser un espacio más pequeño, y acercarte más a la gente, puedes realmente conectar con ellos? Desde un escenario tan grande, y tan alejado de muchos de ellos, y con una pantalla atrás que raramente muestra la actuación porque muestra otras imágenes, es difícil conectar con él. No con la música, con él. Se ve más frío, más lejano. Si me pidieran elegir entre estos dos conciertos, cuál es el mejor, estaría difícil escoger. Pero creo que me quedaría con Nick.

Bueno, dejo ya de divagar. Y por si no queda claro, el concierto, espectacular. Me alegro muchísimo haber ido. Dejo por acá link al setlist del concierto, y por acá la del 2007.

Comentarios

Unknown ha dicho que…
¡Qué envidia!

Un de mis sueños siempre ha sido ver a Pink Floyd. Y ya que eso no es posible, siempre me quedarán Roger Waters y David Gilmour y hasta Nick Mason que salió de gira con la música de Pink Floyd de la época pre Dark side. Pero no me engaño: está muy difícil que llegue a verlos alguna vez. Me consuelo sabiendo que tú vas a los conciertos a los que yo no puedo ir y que disfrutas tanto como lo haría yo.

Yo sí soy de los que busca videos de conciertos para ver qué tal las giras, y sí he podido ver un par de cosas de los de Waters, sobre todo después de haber visto la película de Roger Waters The Wall, con esa pared donde se proyectaban espectaculares videos inmensos. Pero seguro nada se compara con poder verlos ahí, en persona, como tú.

Creo que no hay mucho que decir, salvo que ese setlist demuestra que el concierto fue brutal. Además de todo lo que tocó de Pink Floyd, sí me hubiera gustado escuchar algo del Is this the life we really want? que me gustó mucho. Sí resulta un poco improbable que, con semejante infraestructura, con el chancho que sobrevuela, la fábrica que emerge y las luces y pantallas en un lugar tan grande como el Estadio Nacional, pueda generarse una cercanía entre el artista y el público (me hace pensar un poco en el concierto de The Cure, donde mucha gente fue de novelera, ciertamente no estaba preparada para los deeps cuts de la banda y no reaccionaba mucho ante la timidez de Robert Smith), pero también es un detallazo que haya incluido el coro de niños locales y el pequeño tributo a Víctor Jara, lo que demuestra que Waters es mucho más que simplemente llegar a tocar, cobrar su cheque y salir al siguiente estadio.

A mí me divierte cómo ataca a Trump, que viene a ser un chivo expiatorio representante de los poderosos para los conciertos. Supongo que, más que nada, puede resultar en una suerte de catarsis para quienes lo ven sin poder levantar la voz contra el poder de semejante forma. No sirve de mucho más, así como poco sirvió la forma en la que atacó también a Bolsonaro.

Me alegra que te hayas decidido a ir, y me alegra también haber sido parte del convencimiento para que lo hagas. Solo espero no morirme y poder verlo también.

¡Besos!
seguimientoenvio ha dicho que…
El poder de la música vigo opiniones

Entradas populares