Demo Site

14 de junio de 2011

De puta madre

Hoy, después de la Asamblea del movimiento 15M de Vigo, una licenciada en derecho nos vino a explicar los lindos alcances del último Decretazo-ley de Negociación Colectiva que aprobó el gobierno la semana pasada.


Entre otras cosas, esta belleza de decreto permite lo siguiente:

  • Dar más importancia a los convenios laborales a nivel de empresa que a los convenios a nivel sectorial o provincial (que actualmente cubren un 70% de los convenios). Antes de este decreto, lo que primaba en las negociaciones era el convenio de tu sector. O sea, si tu sector (el panadero, por decir algo) tenía un convenio para que las nóminas fueran de X euros, en la negociación colectiva no se podía pactar, ni la empresa podía ofrecer, un salario inferior a esa cantidad. Ahora sí, y la ley se lo permite.
 

  • Establece la “Flexibilidad laboral”. Un porcentaje de tu jornada laboral, será administrado por tu empleador, de acuerdo a su voluntad. Lo que prácticamente equivaldrá a legalizar las horas extras. El ejemplo que nos dieron hoy fue éste: Imagina que trabajas en una tienda de lunes a viernes, 8 horas por la mañana. Durante la época entre rebajas, hay muy pocas ventas, entonces tu jefe decide que no vengas a trabajar los martes por la mañana, diciéndote que no te preocupes, que seguirás cobrando lo mismo. Luego durante rebajas, te dice que tienes que devolverle las horas que no trabajaste esos martes, trabajando durante los martes por las tardes, o durante los sábados o durante los domingos, si se les ocurre abrir. Y no es que puedas hacer algo al respecto. Te lo organizan ellos y tú calladito. La parte de cuándo te podrán meter esas horas, será sujeto a negociación colectiva, y vete tú a saber qué puedes obtener en esa negociación visto lo visto. También será sujeto a negociación qué porcentaje de tu jornada laboral podrá ser flexible. En primera instancia, y si no se llega a un acuerdo en la negociación, es un 5% de tu jornada laboral. O sea, que en muchos casos será eso, porque a los empresarios les convendrá no llegar a un acuerdo y quedarse con ese 5%. Qué bien, ¿no? 


  • Permite hacer caso omiso de los convenios colectivos y reducir los salario en caso de pérdidas económicas de la empresa o en el caso de que exista la posibilidad (!!) de pérdidas económicas. Dicha posibilidad no tiene cómo probarse realmente. Es inverosímil. La empresa puede decir que va a tener pérdidas o que cree que las va a tener, y con eso ya le vale para reducir los salarios. Y luego si resulta que no tiene pérdidas, ni se te ocurra esperar que te vayan a devolver lo que te quitaron. Además, bajo la misma premisa, facilita los despidos, ya que antes las empresas, cuando despedían a alguien, como indemnización, tenían que pagar 20 días por año trabajado, y ahora, el estado (o todos vosotros) le pagáis/subvencionáis a la empresa 8 de esos 20 días. Y permitido por su decreto. 
 

  • Introduce (nunca mejor dicho) la vía del Arbitraje en las negociaciones colectivas. O sea, que si dentro de 8 ó 14 meses (dependiendo de cuánto haya durado el convenio laboral anterior), no se llega a acuerdo entre trabajadores y empresa, se tiene que recurrir a un arbitraje independiente. Ojo que es una obligación, no es que sea una opción. Ya no se llevan los convenios ante los Tribunales laborales, creados para este fin, sino que ahora es un árbitro quien decide quién tiene razón. Este árbitro puede ser un académico, un abogado, o cualquier persona que elijan entre ambas partes. Una persona, en teoría, imparcial, que además, tratará a empresa y trabajadores como dos partes iguales, como si lo fueran. Por lo cual, los convenios y derechos laborales de los trabajadores dejarían de importar, porque ambas partes serían iguales. Y todo bajo el amparo de la ley.

Vaya burrada. Me parece una vergüenza que un gobierno que se dice socialista, lo haya aprobado. Claro que todos sabemos que tiene tanto de socialista como yo de rusa. Una locura. Y no lo explicaron a nadie, y nadie se enteró de qué es lo que estaban aprobando. A lo más, nos enteramos que la Patronal y los Sindicatos no se estaban entendiendo, y que ante eso, el Gobierno iba a presentar su decreto de Ley ante el Parlamento para su aprobación. Y que gane el más mejor.

Como siempre, los más perjudicados, son los trabajadores. Me parece que los sindicatos de este país, al menos los más grandes, dejan mucho que desear. Ellos tendrían que haber informado a sus bases de lo que se les venía encima y haberse movilizado ANTES de que esto se aprobara. Pero no dijeron nada, no abrieron la boca ANTES. Se fueron a negociar con la patronal, no llegaron a acuerdo, pero eso es todo lo que hicieron. Y se quedan tan tranquilos. Pero estos señores, ¿dormirán bien en sus casas? ¿no tienen conciencia alguna? Imagino que ya la perdieron, al estar subvencionados por el estado. Otra vez, por todos vosotros. Mal mal mal. Más razones para estar indignados.

Ha que movilizarse, despertarse y pelear. Un decreto así no se puede aceptar. No podéis aceptarlo. Se retroceden años de derechos peleados por vuestros padres y abuelos. Es indignante. Por eso, los indignados de Vigo pretenden presionar a los sindicatos para que rechacen formalmente este decreto y se vayan a huelga. Pero lo veo un poco utópico. Es como cuando se planeó la huelga para después de que se aprobara la reforma laboral y la reforma a las pensiones, inútil. ¿De qué sirvió si ya estaba aprobado? Hay que movilizarse antes por Dios, cualquiera con dos dedos de frente se da cuenta. Yo creo que el movimiento 15M debiera plantear otra alternativa. Irse a huelga si se quiere, pero no llamada por CCOO o UGT, que está visto que son unos vendidos incompententes. 


Me sumo a lo que dijera Sabina “Telespañolito, que ves la tele, te guarde Dios…”. Esto os atañe a vosotros, yo podría desentenderme perfectamente, voy a dejar este país pronto y ni siquiera estoy cotizando ya, así que mis impuestos no pagan ni pagarán ninguna de estas burradas. Sois vosotros quienes estáis permitiendo que pase esto. Actuad!

¿Será?

ADDENDUM:
Noticia del martes 21 de junio:

El FMI pide a España una reforma laboral "más valiente" que rebaje el coste del despido

El fondo pide al Gobierno que "no dé tregua" en las reformas. -Pide una reforma "más radical" de la negociación colectiva y que no se liguen los salarios a la inflación. -El organismo alaba la mayor parte de las medidas de Zapatero pero pide profundizar en las reformas 

Qué queréis que os diga: ¡de puta madre!

Blog Archive