Demo Site

30 de junio de 2012

Life update

Hace tanto tiempo que no escribo en este, mi blog querido, que me da casi vergüenza llamarlo mi blog. Lo tengo tan abandonado, y no es que no tenga nada que decir, todo lo contrario, tendría tantas cosas que contar, pero no me he dado el tiempo para hacerlo.
Por si queda por ahí algún/a lector/a que no lo sepa, he vuelto a mi país, a mi Chile querido, después de  vivir cinco años en la república de Galicia. Lindos años, sin duda. No volví doctora, como mi padre quería, pero sí más madura -supongo-, más vieja sábia (ejem), con otros objetivos en la vida, y con una maleta llena de experiencias y amigos que recordar.

He decidido dejar de ejercer la biología marina, y he montado mi propio negocio, todavía mini-micro-empresa, de quesos veganos. Estoy muy feliz con eso y siento que mi aporte es mayor que mi aporte como bióloga marina. También me hice vegana (¡por fin!), y de vez en cuando posteo alguna receta en este otro blog.

Y así con la vida. Sigo pendiente de todo lo que pasa en el mundo, de activismos varios, de revoluciones varias y personales y algún día, pronto esperemos, escribiré un post al respeto. Sigo single, todavía sin aprender cómo tratar a los hombres. La novedad es que conocí hace poco a un chico, en un concierto de Bunbury con el que después salí una noche a escuchar blues en vivo, algo que no hacía hace mucho tiempo y que puchas que echaba de menos.

Lo pasé muy bien, fue una noche muy entretenida y el chico resultó ser muy simpático. Lástima tan solo que sea unos años -¿quizás demasiados?- para que se interese en mí. Lástima que yo sea malditamente sincera. Que abra mi boca y no sea capaz de no decir la verdad. Lástima que me gustaran sus besos. Lástima que no hemos podido vernos más. Lástima que yo quiero verlo pero que mis experiencias anteriores me gritan que no sea tan sincera, tan obvia, que no esté siempre tan disponible. Lástima que los hombres siempre prefieren que las mujeres nos hagamos más difíciles. Lástima tanta basura que hay que decirse y hacer o no hacer, por tantas idioteces en las relaciones hombre-mujer. Lástima que yo siga ilusionándome sólo con unos besos, a pesar de que le digo y le digo a mi cabeza que no vale la pena. Que para qué ilusionarse si después duele tanto el porrazo. Mejor pensar que no va a pasar nada y no darle alas a mi corazón. Lástima.

Lo bueno, es que siento que es un avance, que por primera vez atraje un hombre distinto hacia mí, no un papanatas como los que me venían acechando desde hace un tiempo. Alguien que despierta mi interés y que siento que al hablar, me escucha y tiene interés. No que escucha por escuchar. Espero que sea así y no haya sido mi impresión. ¿Será mucho pedir volver a verlo de nuevo y que tenga interés en mí? Ojalá que no. Si no, bueno, ya vendrá otro que sea más interesante aún. 

2 comentarios:

Alejo Casares dijo...

Después de haber esperado por tanto tiempo, podemos volver a leerte. ¡Gracias por retomar el blog!

Qué te diré... Las relaciones humanas y, sobre todo, las de pareja (con una pareja real, con alguien que quisiéramos que sea nuestra pareja, con alguien que quisiera ser nuestra pareja aunque nosotros no...) son complicadas. Tu historial, según como lo pintas, aparece como un traspié tras otro, pero creo que es un buen momento para que las cosas cambien.

Deberías tomar con calma esta nueva oportunidad que se presenta. Si funciona, bien... y sino, pues también. Que el mundo no se acaba porque no nos salgan las cosas como queremos -si lo sabré yo-. Que sea un tiempo de disfrute y que las cosas nos salgan bien.

Besos.

PD: Estaré esperando ansioso tu crónica del concierto de Bunbury.

Consuelo dijo...

Hola lindo,
No te había respondido, qué ingratitud hacia mi único y más querido lector :) ¿me perdonas?
¿Sabes? Para variar, he pensado en esta "historia" que estoy viviendo, y me he dado cuenta de que este chico me gusta mucho. :) Y que como sea, ya vale la pena. Hace tanto que no me pasaba esto, que no sentía estas maripositas y estas ganas locas de estar con él, de besar a alguien por horas, que no importa si lo que siento es recíproco.
Hace tanto tiempo que nadie me hacía vibrar así, que estoy feliz de que haya ocurrido. Y que como dices tú, sea un tiempo de disfrute y que las cosas nos salgan bien!
Besos!!

Blog Archive